Evolución del Hypermedia Video

Aumenta_el_video_online

Puede considerarse que el vídeo interactivo o Hypermedia Video (HMV) nació durante la década de los 80. En el año 1982, se celebró en Londres el congreso Computers & Video Convergence, lugar en el que fueron presentadas las primeras experiencias de HMV.

El concepto, tal y como lo entendemos hoy en día, surgió en base a la necesidad de mejorar los sistemas tradicionales educativos, buscando potenciar la participación por parte del alumno.

A finales de la década de los 50, ya se proponían algunos procedimientos para la participación activa de los estudiantes en la utilización del cine. Entre estas propuestas, destacan la distribución de pausas sistemáticamente insertadas, proponer preguntas sobre los conceptos deseados y proporcionar un feedback a los alumnos.

Sin embargo, los expertos llegaron a la conclusión de que fomentar una mayor participación en el alumno no iba tanto por el camino de la “actividad”, sino que se centraba más en la “implicación”, la cual puede definirse desde dos perspectivas: la implicación de la inteligencia y el razonamiento lógico, y la implicación de la imaginación y los sentimientos.

Desde esta perspectiva, el HMV supone un importante avance hacia los medios interactivos, que posibilitan una comunicación bidireccional y la ansiada participación activa del alumno. El vídeo interactivo, entendido como etapa final del proceso, se condensa en un medio en el que lo fundamental es la relación con el alumno.

El HMV ha supuesto la superación de los grandes límites que existían en la enseñanza a través del ordenador. El texto escrito y la posibilidad de realizar gráficos que proporcionaba el ordenador no eran suficientes, por lo que se buscó su integración en otros medios más flexibles a la hora de exponer los contenidos, y el vídeo se presentó como un formato ideal para ello.

El potencial del HMV en la educación se ha convertido en una idea muy popular, aunque sigue pendiente el tema de su adaptación a los diferentes tipos de formación. Además, la realización de un HMV resulta costoso y, por lo tanto, se encuentra fuera del alcance del sistema escolar público. A pesar de todo, las posibilidades que encontramos, no sólo en el campo de la educación, sino también en el corporativo y en el marketing, plantean nuevos caminos que tomar a la hora de crear y utilizar un vídeo interactivo.

 


 

Autora:

Sin título-1

 

Estefanía Santana Santana es Responsable de Comunicación en alpha.i. Experta en creación y gestión de contenidos periodísticos, redacción web y community management.

Correo electrónico: estefania.santana@alphaiglobal.com

Twitter: @EstefaniaSS2